Bechamel, madre de la salsa blanca:

Una bechamel clara se obtiene con 15 gramos de mantequilla, 15 gramos de harina y 1/4 litro de leche o líquido. Puede servir de base para sopas o salsas ligeras.

Sopa de ajo resaca:

Después de una noche de juerga, lo mejor es preparar una suculenta sopa de ajo. Y es que este plato tradicional, aparte de estar riquísimo, tiene la virtud de evitar los molestos...